Déficit de Alfa 1 como enfermedad hereditaria

La Deficiencia Alfa-1 antitripsina es una enfermedad rara hereditaria

Déficit de Alfa 1 como enfermedad hereditaria, cuyo gen de la AAT consta de dos alelos, que se transmiten de padres a hijos.

El gen de la AAT consta de dos alelos, que se transmiten de padres a hijos por herencia mendeliana simple, autosómica y codominante.

Cada hijo recibe de cada uno de sus padres un alelo. Los alelos normales, presentes en el 85-90% de los individuos, se denominan M, y, por tanto, un individuo normal recibe dos alelos M (uno de cada progenitor), que forman un genotipo MM.

Los alelos

Los alelos deficientes más frecuentes se denominan S y Z, y se encuentran en el 10% y 2% de la población española, respectivamente. Los alelos M, S y Z expresan respectivamente alrededor de 100%, 40% y 15% de AAT.

De acuerdo con lo anterior, la inmensa mayoría de los fenotipos que se encuentran en la práctica son combinaciones de M, S y Z, es decir: MM (genotipo normal, exhibido por alrededor del 85% de españoles de raza caucasiana), MS, SS, MZ, SZ y ZZ (5 genotipos deficientes, que se encuentran en el 15% restante de los españoles).

El genotipo humano

Los genotipos MM expresan un 100% de AAT en sangre, mientras que los MS, SS, MZ, SZ y ZZ expresan (grosso modo) 80%, 60%, 55%, 40% y 15%, respectivamente.

Propiedades del Alfa-1 Antitripsina

¿Qué es?

La AAT es una proteína multifuncional, con propiedades inhibitorias de múltiples proteasas y cualidades no inhibitorias, que proporcionan al organismo humano destacables capacidades antiinflamatorias, inmunomoduladoras, anti-microbianas y reparadoras de tejidos.

Gravedad

El déficit grave de AAT, definido por niveles séricos de AAT por debajo del 35% del valor medio esperado, o 60 mg/dL (medidos por nefelometría), o 80 mg/dL (si la medición se hace por inmunodifusión radial, una técnica en desuso) es una condición infrecuente, generalmente relacionada con genotipos ZZ, y con muchísima menor frecuencia con diversas combinaciones de alelos Z, S, raros y nulos. 

De hecho, en la práctica clínica el 96% de las patologías asociadas al déficit de AAT ocurren en homocigotos ZZ, y el 4% restante en heterocigotos SZ, MZ y en los extremadamente infrecuentes genotipos raros y nulos.

Supuestos de transmisión del gen AAT

Supuesto 1:

Ambos progenitores tienen genotipos MM; en consecuencia, todos sus descendientes heredan genotipos MM.

Supuesto 2:

Ambos progenitores son MZ; en este caso, los hijos tienen un 25% de posibilidades de recibir un genotipo MM, un 50% de heredar un MZ, y un 25% de recibir un genotipo ZZ.

Supuesto 3:

Uno de los padres es MZ y el otro MS; los hijos pueden recibir un genotipo MM (25%), MS (25%), MZ (25%) o SZ (25%).

Supuesto 4:

Uno de los padres es portador de un genotipo MZ y el otro de un SZ; los hijos pueden heredar genotipos MS (25%), MZ (25%), SZ (25%), o ZZ (25%).